ES | EN

La Zona Franca de Sevilla busca alianzas con la de Cádiz para atraer inversiones

La Zona Franca de Sevilla busca alianzas con la de Cádiz para atraer inversiones - Grupo Jannone

Negocian la creación de un eje logístico desde Algeciras hasta la capital andaluza para aprovechar las sinergias

La Zona Franca de Sevilla quiere consolidar las alianzas que se empezaron a tejer durante la etapa anterior con el resto de recintos fiscales de España. El nuevo delegado especial del Estado, Alfredo Sánchez Monteseirín, se reunió el pasado martes con la responsable del consorcio gaditano, Victoria Rodríguez, para intercambiar experiencias y plantear colaboraciones futuras que ya empiezan a cristalizar.

La intención de ambos es construir un eje logístico que abarque desde Algeciras, donde la Zona Franca de Cádiz tiene suelo, hasta la capital andaluza, pasando por Jerez. El recinto gaditano también allí adquirió una extensión de terreno para que las empresas puedan aprovechar las ventajas aduaneras. El último tramo de esa estrategia sería Sevilla, que trabaja actualmente en la ampliación del vallado hasta el Polígono Astilleros, un plan que comenzó a trazar el anterior delegado especial del Estado, Javier Landa, y con el que ahora seguirá el actual, que espera que pueda hacerse realidad en breve.

Esa predisposición a la colaboración la han puesto de manifiesto a través de un comunicado conjunto las zonas francas de ambas capitales asegurando que «pueden y deben ser complementarias». Con ello, quisieron zanjar cualquier debate sobre la competencia entre ambas y las suspicacias que surgieron al principio cuando se planteó la creación del recinto portuario de Sevilla.

Tanto Rodríguez Machuca como Sánchez Monteseirín reflexionaron durante el encuentro sobre la importancia de «sentar las bases para el entendimiento y analizar los posibles canales de cooperación entre las dos». En el comunicado destacaron la situación estratégica y el potencial logístico de ambas provincias con los puertos de Algeciras y Cádiz y con el de Sevilla, que cuenta igualmente con un aeropuerto de tamaño mediano que ha crecido enormemente en el tráfico de mercancías. Ese es el mensaje que llevarán en las grandes citas del sector como el Salón Internacional de la Logística de Barcelona o en las acciones conjuntas con los puertos.

Además de estas alianzas, el delegado especial de la Zona Franca sevillana tiene por delante convertir en recinto en un polo de atracción de empresas. A ello contribuirá la adhesión de las compañías que ya se encuentran en el Polígono Astilleros y que mostraron en su día el interés por entrar en el recinto. Las empresas en cuestión pertenecen a los ámbitos industrial y metalmecánico y se verían realmente beneficiadas operando dentro de un ámbito aduanero más favorable. El documento ya está en manos del Ministerio de Hacienda que ha de dar la autorización. En esas estaba el asunto cuando se produjo el cambio de gobierno que ha retrasado el proceso.

Sánchez Monteseirín ya ha apremiado a la ministra sevillana María Jesús Montero para que agilice el trámite y se pueda extender la valla hacia el otro lado de la carretera de la esclusa, incorporando esa nómina de sociedades a la cartera de la Zona Franca. La iniciativa permitirá dar un buen estirón al recinto, que pasará de los 720.000 metros cuadrados iniciales que ocupaban los terrenos de Torrecuéllar a un total de 1,12 millones de metros (un 40% más).

También prepara ya la instalación de las dos empresas que anunciaron su llegada: Inglés Steel, dedicada a la recuperación de materiales férricos y metales y hasta ahora con sede en Dos Hermanas, y la farmacéutica VIR SA, que solicitó una concesión de 16.000 metros cuadrados para construir una planta de fabricación, almacenes, desarrollo galénico, así como un departamento de I+D+i para estudios de nuevos productos.

Con las dos incorporaciones, el número de firmas se eleva a ocho, siguiendo con el proyecto que arrancó con Sevitrade, Jannone, Hispalense de Líquidos, Transformados Huévar, la Terminal Portuaria Esclusa y Cuadros Eléctricos Nazarenos.

El gran reto para el próximo año es la gestión de unos limitados recursos que impiden un crecimiento mayor hasta que el recurso financiero aprobado en los presupuestos empiece a ser efectivo. Esa nueva fuente de financiación procederá del impuesto de sociedades que hace viable el recinto.


Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *